IMAGEN_NOTICIA_BIS3

Todas las empresas establecidas dentro del Espacio Económico Europeo, deben garantizar la seguridad de las sustancias químicas que comercializan, con independencia de su tamaño. Por lo tanto, las PYME van a tener las mismas responsabilidades que las grandes empresas, conforme al Reglamento REACH.

Es de esperar que la mayor parte de las empresas afectadas por el último plazo de registro de sustancias prerregistradas (31 de mayo de 2018) sean PYME.

No hay ninguna excepción en el cumplimiento de la obligación de registro para las PYME, por lo que si su empresa fabrica o importa una sustancia en cantidades a partir de la tonelada anual, tendrá que registrarla, aunque podrá beneficiarse de unas tasas de registro reducidas en función de su tamaño.