Las pequeñas y medianas empresas (PYME) que registran sus sustancias bajo REACH se benefician de una tasa de registro reducida. Sin embargo, deben ser capaces de demostrar la dimensión de sus PYME

Conforme a los reglamentos REACH y CLP, las PYMES se benefician de reducciones de tarifas notables, incluso hasta el 95%. Para ello deben reclamar esta reducción de tarifas cuando presenten un expediente a través de REACH-IT, y consecuentemente se les facturará la tarifa reducida correspondiente a su categoría de tamaño de empresa.

Desde junio de 2016, los solicitantes de registro que se declaran PYME deben aportar pruebas documentales que lo justifiquen en REACH-IT antes de enviar sus registros.

Para garantizar un trato igual y justo para todos los solicitantes de registro, la ECHA está verificando la elegibilidad de los solicitantes de registro anteriores para dichas reducciones de tarifas (verificación de PYME) solicitando a las empresas pruebas documentales que demuestren su tamaño declarado como PYME. Actualmente, la ECHA está verificando el tamaño de los solicitantes de registro que presentaron sus expedientes en 2013-2015.

La ECHA envía estas solicitudes solo a través de REACH-IT, que incluyen el plazo para la entrega de los documentos. Es importante revisar periódicamente el buzón de REACH-IT para ver los mensajes de la ECHA y las posibles tareas pendientes, mantener actualizados los datos de contacto de la empresa y responder a las solicitudes de la ECHA.

Si el solicitante de registro no proporciona los documentos solicitados en el plazo establecido por la ECHA, se considera que no es elegible para la reducción de la tarifa. La ECHA facturará a la empresa la diferencia entre la tarifa de PYME ya pagada y la tarifa para una empresa grande. Además, tendrá que pagar un cargo administrativo.

Se puede corregir de forma proactiva el tamaño de la empresa después de la presentación del registro, declarando el tamaño correcto al Helpdesk de la ECHA y actualizando sus cuentas de REACH-IT .

Se aconseja a las empresas que evalúen el tamaño de su compañía cubriendo todas las empresas vinculadas y asociadas relevantes. Si corrigen su categoría de tamaño antes de que la ECHA inicie su procedimiento de verificación, no tendrá que pagar ningún cargo administrativo, sino solo la diferencia hasta la tasa correcta.

Si corrigen el error antes del plazo indicado por la ECHA, solo tendrán que pagar la mitad del cargo administrativo.

 

Más información

Noticia original

Sitio web de la ECHA para PYME

Tasas para PYME